GM y Honda investigan la pila de combustible

Las dos firmas que se asocian, a partir de ahora para avanzar en tecnología de pila de combustible, son dos de las últimas en aliarse en el panorama internacional. Ya se habían anunciado las alianzas de BMW y Toyota, por un lado, y de Ford, Daimler y Mercedes-Benz, por otro, en relación con la misma materia.

Las compañías, Honda y General Motors (GM), se encuentran en posiciones aventajadas ya que acumulan años de experimentos en este terreno y muchas Los coches a hidrógeno tienen más autonomía y se cargan antes que los eléctricoshoras de conducción con vehículos de hidrógeno en su haber.

Según señalan en un comunicado, los acuerdos que acaban de firmar tienen como horizonte el año 2020. Para esa fecha, pues, deben tener listos sus avances en el desarrollo de infraestructuras de repostaje de hidrógeno, uno de los puntos clave en la comercialización y expansión de este combustible y que cuenta con muchas dudas por resolver. Este gas debe estar comprimido para ser tratado, cosa que no es necesaria en combustibles líquidos (como la gasolina o gasoil). La fase de comprensión del gas es lo que encarece la distribución de éste.

Pero el hidrógeno tiene una ventaja muy importante frente a los combustibles fósiles, que además son finitos: es una energía totalmente limpia para el medioambiente. También tienen ventajas sobre los coches eléctricos: tienen más autonomía y tiempo de recarga muy inferior.

El hidrógeno se obtiene de la energía eólica y la biomasa y confiere a los coches que lo utilizan una autonomía que les permite recorrer una distancia de unos 640 km en modo autónomo y un repostaje de tres minutos.

GM cuenta con una flota de 119 vehículos impulsados por hidrógeno con la que experimenta constantemente.

Honda es pionera en coches de pila de combustible: desde 2002 comercializa, mediante leasing, el Honda FCX en Estados Unidos y Japón, distribuyendo 85 unidades. El modelo fue sustituido por el FCX Clarity y en 2015 será sustituido por un tercer modelo de pila de combustible, para USA y Japón, aunque posteriormente llegará a Europa.