España podría arrebatar a Reino Unido la fabricación del Nissan Qashqai si hay «brexit» sin acuerdo

La multinacional japonesa «revisaría» la actividad de su fábrica en Sunderland (Inglaterra) en caso de Brexit duro, según el Financial Times. De acuerdo con Bloomberg, el todocamino, el más vendido en nuestro país, podría recalar en una factoría de la Península. Oficialmente Nissan afirma que «no comenta especulaciones» y que sus planes «no han cambiado»

España podría arrebatar a Reino Unido la fabricación de su vehículo más vendido en el caso de que el país abandonara la Unión Europea sin un acuerdo con Bruselas. Este martes, el Financial Times publicó, en base a tres fuentes anónimas, que Nissan «revisaría» la actividad de su fábrica en Sunderland (Inglaterra), lo que podría llevar a la planta a perder la fabricación de los modelos Qashqai y Juke. Posteriormente, Bloomberg aseguró, en base igualmente a fuentes anónimas, que la producción de la próxima generación del Qashqai, que llegará el año que viene, podría trasladarse a España. La línea de montaje del Juke, por su parte, se movería fuera de Europa.

Oficialmente Nissan afirma que «no comenta especulaciones» y que sus planes de producir en Reino Unido la próxima generación del modelo «no han cambiado». La postura del fabricante nipón ha sido extremadamente prudente hasta el momento, a diferencia de, por ejemplo, PSA, cuyo CEO, Carlos Tavares, aseguró que en caso de Brexit duro trasladaría la producción del Vauxhall/Opel Astra «a algún país del sur de Europa».

Nissan posee actualmente una fábrica en Barcelona que opera muy debajo de su capacidad. No obstante, está especializada en modelos muy diferentes a los de la factoría británica, como la pick-up Navara o la furgoneta eléctrica eNV-200. Además, su capacidad máxima, en torno a los 200.000 vehículos, es muy inferior a la británica. El pasado agosto, su otra fábrica en España, situada en Ávila, produjo su último camión, inmersa en un proceso de reconversión en productora de piezas de recambio para la Alianza Renault-Nissan.

Además de los dos SUV, la planta británica de Sunderland, que 500.000 unidades al año es la mayor de Reino Unido, produce también el eléctrico Leaf. En febrero, Nissan optó por transferir a Kyushu (Japón) la producción de la nueva generación del X-Trail, cuya demanda en Europa se ha visto afectada por la caída en ventas de los vehículos diésel.

Con 303.742 unidades producidas en 2018, el Qashqai es el vehículo producido en Reino Unido con mayor éxito comercial. Además, se posicionó, con 31.275 unidades, como el tercer coche más vendido en España. En noviembre de 2016, el expresidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn, se comprometió con el Ejecutivo de Theresa May a mantener el Qashqai en Reino Unido siempre que el Gobierno británico asegurara la competitividad de la factoría, que exporta a Europa continental la mayor parte de su producción.

La semana pasada, asociaciones de fabricantes de vehículos de toda Europa publicaron una nota conjunta en la que pidieron evitar «a toda costa» un Brexit sin acuerdo. Según sus cálculos, solo un minuto de interrupción de la producción en Reino Unido podría costar 54.700 euros a cada fabricante.

Fuente: ABC.es