9 trucos de oro para que tu coche brille como el primer día

Seguimos con nuevos trucos para que tu coche brille como si fuera nuevo.

El truco de los trucos

¿Has limpiado tu coche y ha quedado impecable? No cometas errores de principiante, el secado también es importante. Esto quiere decir que, sin importar cuánto te hayas esmerado, un mal secado puede perjudicar por completo el resultado final.

El truco de los trucos

¿Un método infalible? El secado a mano. Llévate una toalla grande que ya no uses para ti mismo y con movimientos suaves seca todo tu coche. Quedará como nuevo y no te habrás gastado una fortuna en conseguirlo.

No te olvides del parabrisas interior

El parabrisas es uno de esos lugares que no pasan inadvertidos para hacer una limpieza. El exterior, al menos, porque son muchos los que pasan por alto el interior, casi como si no fuera una parte importante del coche. Aunque, desde luego, que también se ensucia, por lo cual debería ser limpiado de la misma manera.
No te olvides del parabrisas interior

La solución mágica: mezclar detergente para platos con agua tibia y una gota de vinagre y aplicarlo sobre un paño para limpiar la superficie.

Armas secretas

Un gel de silicona puede ser de mucha utilidad para la limpieza general del coche, así que si todavía no tienes uno, va siendo hora que acudas a tu tienda más cercana para comprarlo. Uno de sus usos es para los respiradores, que al igual que el resto del vehículo se llenan de polvo.
Armas secretas

Es importante limpiarlos, pues de ahí proviene el aire de calefacción o frío, por lo cual su pureza puede estar comprometida de estar mugroso.

Unas ruedas como nuevas

Limpiar las ruedas para que vuelvan a estar relucientes como el primer día es más fácil de lo que creías. Con un producto del tipo ‘clorox’ sobre un trapo y mezclado con Lysol se puede conseguir que toda la zona metálica que parece sucia y desgastada vuelva a brillar.
Unas ruedas como nuevas

Tendrás que estar un buen rato frotando, pero todo lo bueno requiere su esfuerzo. Una vez cada tanto puede ayudar al aspecto general de tu coche. ¡De ti depende cómo se vea!

Los respiraderos

Los respiraderos necesitan limpieza exterior, pero también interior. Con un simple cepillo puedes deshacerte del polvo acumulado. Pero hay todo un sistema interior que cuando esta sucio, además de propagar el polvo dentro de tu vehículo, puede causar también mal olor en el mismo.

Los respiraderos

Limpiar los filtros también es necesario, por simples cuestiones de salud. La acumulación de moho en los mismos puede repercutir gravemente en tu estado. Como bien dice el dicho ‘mejor prevenir que curar’.

Solo para profesionales

La mayoría de trucos presentados en esta lista son bastante sencillos de llevar a cabo, pues apenas requieren herramientas. Pero si realmente quieres ser todo un profesional de esto y llevarlo al límite, aplicar dos capas de cerca sobre la pintura será el toque de oro para mantener tu coche en su mejor estado posible.
Solo para profesionales

Con la primera se protege la pintura, y con la segunda te aseguras que aquellos huecos que hayan quedado desprotegidos en la primera, no lo hagan en la segunda.

Ya casi está terminado

Otro objeto muy util que puedes usar para esos rincones que parecen inalcanzables o a las que casi no se les presta atención porque son auténticos detalles, es el hisopo. Con este pequeño algodón envuelto en un plástico, se puede conseguir limpiar zonas casi olvidadas.
Ya casi está terminado

Claro que si quieres que tu coche se vea como nuevo, tendrás que ponerte manos a la obra y ser lo más profesional posible. ¿Cuánto te importa que tu coche esté impecable?

Toallitas mágicas

No son ningún secreto, pero sí un buen recordatorio. Y es que tener toallitas limpiadoras a mano siempre es una buena idea. En el coche te pueden servir como una forma rápida de limpiar la ventana si te cuesta ver a través de ellas o se han ensuciado.

Toallitas mágicas

Apenas ocupan espacio, se encuentran en cualquier supermercado y realmente limpian. Cualquier padre o madre tiene un par de estas a mano, pero si todavía no estás en ese momento de tu vida, igual puedes comprarlas…

Bonus track

Para todos aquellos que viven en zonas con climas adversos, sabrán que la sal empleada para derretir la nieve en lugares de frío extremo también puede dañar la carrocería de tu coche, algo a lo que muchas veces no se presta atención porque no queda a la vista.
Bonus track

¿El truco? Mezclas san y vinagre y colocarlo debajo de tu coche, para así evitar que se erosione. Puede que sea un poco trabajoso, pero sin dudas merece la pena.